MENU

NUESTRO BLOG

Conociendo el Encanto del Sur: de Vizcaya a Alabama

Alex ha pasado un año escolar en Estados Unidos. En la siguiente entrevista comparte con todos nosotros su experiencia.

La casa de la familia estadounidense de Alex en Alabama durante la única nevada caída en la zona en 2015. Por lo general el clima es templado, con temperaturas medias de 26 °C en julio (si bien en ocasiones se alcanza los 38 °C), y 7 °C en enero. La temperatura media anual es de 18 °C.

La casa de la familia estadounidense de Alex en Alabama durante la única nevada caída en la zona en 2015. Por lo general el clima es templado, con temperaturas medias de 26 °C en julio (si bien en ocasiones se alcanza los 38 °C), y 7 °C en enero. La temperatura media anual es de 18 °C.

1. ¿Cómo te ha sorprendido la vida en Estados Unidos?
Hay muchísimas cosas que me sorprenden en la vida estadounidense, la verdad que yo no pensaba que fuese a ser tan diferente a mi vida en España, pero lo fue. En la casa todo estaba muy controlado y bien planeado. Tenían una lista con los quehaceres que cada uno tenía que hacer cada día de la semana y la seguían a rajatabla. Si querías hacer algún plan con tus amigos también debías preguntar con varios días de antelación. Tenían un gran respeto a todos sus símbolos nacionales y a veces resultaba algo chocante, pero me pareció muy bonito ver como se juntaban en las celebraciones como el Día de los Veteranos y dejaban las ideologías y los pensamientos a un lado.

2. ¿Qué es lo que más te gusta de la vida estadounidense?
Lo que más me gustaba de la vida en Estado Unidos era que después del colegio no tenías un horario apretado y no te agobiabas pensando en todos los deberes que tenías que hacer, o todo lo que tenías que estudiar al llegar a casa. Con esto no quiero decir que se trabajara poco, pero en general era más tranquilo que el colegio en España.

3. ¿Qué es lo que más has echado de menos de España?
Durante los diez meses que estuve en mi año escolar en Alabama, lo que más eché en falta fue a la familia y a los amigos. También eché mucho de menos la comida española. También se me hizo raro no tener playa cerca, ya que he vivido toda mi vida en la costa, pero en el pueblo donde vivía había un lago bastante grande al que íbamos muy a menudo, así que eso no fue tan duro.

Las familias estadounidenses son muy acogedoras. Alex jugando con su hermano y sus primos americanos.

Las familias estadounidenses son muy acogedoras. Alex jugando con su hermano y sus primos americanos.

4. Pensando en el sistema educativo estadounidense, ¿qué es lo que más te ha gustado?
En los colegios estadounidenses me encantaba la manera que tenían de enseñar, todo era mucho más práctico y no se hacía tan pesado. Si que es verdad que el nivel podía ser un poco más bajo, pero en mi opinión se aprendía mejor y más rápido. También me encantaba que desde el primer año de High School podías elegir diferentes asignaturas dependiendo de lo que fueses a estudiar en la universidad.

5. ¿Y qué tipo de cosas se puede aprender en un colegio estadounidense que quizás no formaría parte de la educación en España?
Lo que yo traería de los colegios de allí, sería esto último que he mencionado, el poder elegir el tipo de asignaturas y que además haya una gran variedad donde elegir.

6. ¿Qué papel juegan los deportes en la vida estadounidense? ¿Qué experiencias has tenido en relación con los deportes a lo largo del año (participación, partidos etc.)?
En Estados Unidos el deporte se toma muy en serio. Yo jugué en el equipo de fútbol y los entrenamientos eran muy serios e intensos y eso que no era un deporte muy practicado. En el football y el baseball preparaban a los jugadores casi como a los profesionales y dos días a la semana les hacían entrenar a las seis de la mañana. Algo que me gustó era que los días de partido se hacía un Pep Rally que era una especie de celebración que se hacía unas horas antes al partido para animar a los jugadores del High School.

7. Sabemos que el Prom es una gala muy especial que se hace en el colegio para los estudiantes de Bachillerato. Cuéntanos tu experiencia…
El Prom era un baile que se hacía para despedir a los seniors a final del curso. Yo tuve la suerte de que una senior me invitase al baile, porque al ser un sophomore no habría podido ir sin la invitación. Antes del baile, nos sacamos unas fotos en el pueblo y después fuimos a cenar a un restaurante. El baile se celebró en una granja sureña y era impresionante, el decorado, las luces… Al terminar el baile lanzaron unos fuegos artificiales. Fue una experiencia magnífica.

8. Has conocido a muchas personas durante este año ¿Cómo son los estadounidenses en tu opinión?
Durante los diez meses conoces a muchísima gente por lo que no sabría describir exactamente como son, pero me di cuenta de que es gente muy abierta y hospitalaria. Siempre estaban dispuestos a ayudar si surgía algún problema. No sé en el norte, pero en el sur, había gente con una forma de pensar algo más tradicional que la europea.

9. ¿Qué es lo que “no te chifla” – para decirlo de una manera diplomática?
Me chocó la facilidad con la que se podía obtener un arma, pero es algo a lo que ellos están muy acostumbrados y consideran un derecho. Lo que de verdad no me gustaba era que en algunos estados se podía salir a la calle con una pistola a la cintura y lo justificaban diciendo que llevaban el arma para sentirse más seguros.

10. Si tuvieras que elaborar una lista de tus 10 experiencias más destacadas de este año en Estados Unidos, ¿cuáles serían?
– La visita que hicimos a Tennessee
– El Prom
– Los partidos de football del equipo del High School
РTodos los viajes por el estado con el equipo de f̼tbol.
– Salir con los amigos
– El Día de Acción de Gracias
– El Día de los Veteranos
– Las excursiones con el hermano de la familia
– Ir a pescar con el padre de la familia
– Ir de excursión por los lagos y bosques de la zona con unos amigos del padre cuando llovía.

Para más información pulsar aquí.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario